Slide Los niños necesitan poder acurrucarse en la calidez de un hogar, donde se sientan seguros, aceptados y amados
UN ENTORNOS Y CULTURA DEL AMOR EN FAMILIA
La Educación en Valores Humanos, una educación para toda la vida.

La verdadera educación no inicia ni termina en el colegio. Es un proceso de auto – transformación y aprendizaje de por vida. Los padres, maestros y médicos son los encargados de crear las bases de este proceso y apoyan las funciones complementarias fomentando los mismos principios en el colegio, el hogar y el hospital.

El PVH explica esto con el ejemplo de un niño en bicicleta. La rueda de atrás hace que la bicicleta se mueva, mientras que la rueda delantera proporciona dirección. 

El hogar, los colegios y en algunos casos los hospitales son espacios donde los niños tienen oportunidades de aprender y practicar lo que aprenden. Los padres, profesores y el personal medico son ejemplo y modelo a seguir “el ejemplo no es una forma de enseñanza, es la única”. Cuando los profesores, padres y médicos están involucrados en un proceso de desarrollo basado en Valores, pueden transmitir altos idelaes a los niños.

El niño
“Los niños son como cemento húmedo, lo que les cae encima les impresiona” Haim Ginott

Esta es una cita dramática cuando pensamos en cuántas cosas pueden “caer” e influir en los niños.

Los profesores, padres y médicos no son los únicos que afectan a los niños, sino su entorno, incluido la televisión, el internet, las películas, los videos, los videojuegos y los teléfonos celulares. La mayoría de los estudiantes se encuentran constantemente bajo una gran presión para aprobar los exámenes y tener éxito con sus estudios. Al carecer de un proceso educativo orientado al desarrollo del carácter, crecen con prioridades y valores falsos. Se vuelven “más grandes y más altos” sin aprender a lidiar con sus emociones, a relacionarse con los demás y con el mundo que los rodea. La mayoría de los niños aprenden que ser exitosos significa tener un buen trabajo y mucho dinero y, excepto en algunos casos, el considerar estar al servicio de los demás está fuera de su alcance.

La educación require el compromiso de la sociedad, ya que su objetivo es lograr objetivos sociales y mejorar la calidad de vida. Los padres y los profesores son partes que contribuyen al éxito en un proceso educativo. El hogar, la escuela y en algunos casos los hospitales son campos de entretenimiento donde los niños tienen oportunidad de aprender y practicar esto que aprenden. 

Los padres, maestros y personal médico son un modelo del que los niños aprenden y a los que admiran en todo momento. Cuando ellos se involucran en el proceso de desarrollo basado en valores, transmiten sus hallazgos, su determinación de mejora y su gusto por aprender continuamente.

Los maestros
En el Programa de Valores Humanos están los maestros, ellos no solo comparten con los niños su conocimiento académico, sino que también transmiten conocimientos morales, éticos y espirituales, y animan a sus estudiantes a descubrir su potencial oculto y a esforzarse por sacarlo a la luz. Es así que los maestros de PVH apoyan y acompañan a los niños y jóvenes en el cultivo de aptitudes y una variedad de habilidades pero también ideales nobles.

Los docentes que deseen implementar y vivir un programa educativo basado en el Programa de Valores Humanos, necesitan vivir de acuerdo con los cinco valores. Los valores humanos no se pueden enseñar de forma tradicional. Ningún libro, conferencia o taller puede explicarlos. Cuando los profesores son coherentes con los valores enseñados, asumen autoridad y se gana el respeto. Cuando son respetuosos, atentos, observadores y buenos oyentes, los alumnos apreciarán estas mismas virtudes y aprenderán a expresarlas en cada acto propio.

“Los profesores son como un tanque de agua y los estudiantes como grifos. Al igual que el agua en el tanque, también estará el agua del grifo. Si el agua del tanque es pura, la misma llegará a los grifos” 

Sathya Sai

Los padres
Los padres y los maestros que cuidan a los niños y jóvenes lo hacen de la misma manera que los jardineros cuidan sus flores. El arte de la jardinería se nutre del cuidado, la paciencia y la perseverancia, la autodisciplina y la confianza. Estas cualidades son necesarias para criar y educar a un niño. 

Los padres y maestros establecen limites, con amor, pero con firmeza cuando es necesario. Aquellos niños que crecen en una atmósfera de trabajo conjunto armonioso, basado en los valores que son la manifestación natural del corazón, se convertirán en adultos responsables y seguros de sí mismos.

La influencia de los padres en la mente de los niños es la influencia principal y predominante en sus patrones de personalidad y comportamiento. Los primeros años de vida son los más importantes para el desarrollo del carácter, por lo tanto, el papel de los padres es fundamental. Los padres tienen la responsabilidad de ser los principales modelos a seguir para sus hijos. Los padres que son ejemplos para sus hijos lograrán compartir la esencia de los valores humanos a través de su propia vida.

Los Medicos
En el Programa de Valores Humanos, los médicos y todo el personal de salud tienen un papel muy importante en el desarrollo y aprendizaje de los niños con largas estancias hospitalarias. Los médicos se convierten en la persona de apoyo físico, mental y emocional de los niños y sus familias con largas estancias hospitalarias.

Como objetivo se busca que los niños sean vistos y tratados como niños y no como pacientes.